Trump evalúa pedir al Congreso el dinero para construir el muro y después cobrarlo a México

El presidente electo aclaró por Twitter que si bien pedirá los fondos al Legislativo para iniciar el proyecto, al final México tendría que pagar igualmente a Estados Unidos por los costos del muro. Sin embargo, sigue sin dar detalles de cómo.
Donald Trump evalúa pedir al Congreso los fondos para construir su prometido muro en la frontera entre Estados Unidos y México, dijeron este jueves fuentes republicanas a Politico y CNN, lo que en principio se interpretó como la renuncia a una de sus principales promesas de campaña.

Aún más paradójico es el hecho de que -si esto se concreta- serán entonces los contribuyentes los que financiarán cualquier levantamiento de una barrera en la frontera sur y no el gobierno de México, como dijo una y otra vez el presidente electo durante su campaña electoral.

Pero tan pronto como pudo, Trump echó mano de su Twitter para aclarar que el dinero para iniciar el proyecto sería devuelto por México más adelante.

“¡Los medios deshonestos no reportan que el dinero gastado en la construcción de la Gran Muralla (por razones de diligencia) será pagado por México después!”, escribió Trump en Twitter.

El pedido del presupuesto, según dijeron miembros del equipo de transición del presidente electo a líderes republicanos en el Congreso, podría hacerse tan pronto como en abril, aprovechando una ley promulgada por el expresidente George W. Bush en 2006 para levantar una ‘barrera física’ a lo largo de unas 700 millas en la frontera sur, reportó Politico.

“No se hizo en la administración de Obama, así que al financiar la autorización que fue dada hace una década podemos iniciar el proceso de cumplir con la promesa de campaña del señor Trump de asegurar la frontera”, dijo el representante republicano por Indiana Luke Messer a CNN.

Messer dijo algo similar a Politico, al asegurar que “un importante paso en la dirección correcta será financiar la ley existente y comenzar la construcción”.

Los republicanos consideran que como Barack Obama y Hillary Clinton –que en 2006 eran senadores– y el actual líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, apoyaron esa ley, los demócratas deberían hacer lo mismo ahora si finalmente se decide pedir el presupuesto para costear la construcción de la valla.

De lo contrario, “los demócratas podrían verse en la posición de cerrar el gobierno en su totalidad para frenar la construcción del muro, o de la barrera o de la valla”, dijo Messer a CNN.

Esta semana se supo que el equipo de transición de Trump pidió al Departamento de Seguridad Nacional información sobre todos los activos disponibles en las fronteras con México y Canadá para la construcción de muros y barreras protectoras.

También solicitó datos sobre un programa de vigilancia aérea en la frontera que Obama recortó durante su gobierno y sobre la capacidad de esa dependencia para elevar las instalaciones de detención de migrantes, de acuerdo a documentos oficiales revisados por Reuters.

El reporte oficial estimó que agregar una valla de 413 millas en la frontera sur costaría 11,370 millones de dólares (11.37 billion), mientras que un muro de 452 millas en el norte requeriría de una inversión de 3,300 millones de dólares ( 3.3 billion) en los estados de Washington, Idaho, Montana, Nueva York, Vermont, New Hampshire y Maine.