Febrero 23 de 2017
Que no te sorprendan enfermedades otoñales

Que no te sorprendan enfermedades otoñales

Esta temporada trae consigo cambios climáticos que pueden afectar la salud si no se toman las precauciones necesarias, ¿sabes cuáles son las enfermedades más comunes en esta estación del año?.

El descenso en la temperatura, la humedad producida por las lluvias y el viento son elementos que en conjunto incrementan las posibilidades de adquirir infecciones respiratorias, pero también otros padecimientos de acuerdo a la Secretaría de Salud Pública.

1. No te deprimas. El psicólogo Roberto Castillejo dijo que la depresión se debe a que la melatonina, una hormona encargada de regular el sueño y la temperatura corporal, se incrementa al reducirse la luz solar. Como consecuencia la serotonina, la hormona de la felicidad, disminuye lo que provoca en la gente más apatía, cansancio y somnolencia o tristeza. ¡No lo permitas!

2. Cuidado con lo que comes. De acuerdo a un artículo publicado en el portal de la Secretaría de Salud, aún no termina la temporada de lluvias, por lo que las enfermedades gastrointestinales continúan, ocasionadas por virus que penetran al organismo por vía aérea, causando fuertes gastroenteritis, o por bacterias o parásitos provenientes de alimentos que se descomponen fácilmente por el calor y la humedad.

3. Conjuntivitis. La humedad también incrementa infecciones en las mucosas, por lo que la conjuntivitis es otra de las enfermedades que se presenta con mayor frecuencia en el otoño.

4. Corazón. Debido a que el cuerpo se esfuerza por adaptarse a los cambios de temperatura, esto puede traer un desgaste y que se presente una sobrecarga en el sistema cardio-respiratorio. Según un estudio presentado en la revista Cardiopatía Isquémica, los cambios de estación pueden alterar los ritmos circadianos e influir en el funcionamiento natural del corazón.

5. Piel. La humedad y el frío provocan afecciones en la piel, ocasionando infecciones por hongos o dermatitis por alergias o resequedad.

6. Resfriado común o catarro. Es una infección aguda del tracto respiratorio, generalmente febril, que afecta a la nariz, la garganta y la laringe, y en ocasiones a la tráquea y los bronquios. Se transmite por el aire o por las partículas que la persona afectada expulsa cuando respira, estornuda o tose. Para prevenir estas enfermedades incrementa a tu rutina diaria una dosis de ejercicio, una dieta balanceada y el consumo de vitamina C.